VYGOTSKY… El Educador

VYGOTSKY… El Educador

Lev Vygotsky es el educador más destacado en la psicología del desarrollo. Nació en 1896 en la ciudad de Orscha, Bielorrusia, en el seno de una familia judía de clase media. A partir de 1960, su nombre y contenidos de su investigación científica, adquirieron fama mundial específicamente en materia educativa. Su investigación, explicación, descubrimiento y aportaciones a la pedagogía se ubican explicando el desarrollo del ser humano, a partir de la niñez en términos de interacción social, mediante la cual asimilamos los productos históricos de la cultura universal.

Con 28 años de edad, realizo estudios entre los infantes, específicamente en aquellos con notorios retrasos mentales. Fundo el primer instituto ruso para el estudio de niños discapacitados. En 1925 adquirió el grado de Doctor en filosofía en el Instituto de Psicología de Moscú con la tesis titulada “la Psicología del Arte”.

Mantuvo una preocupación constante por las funciones específicamente humanas, distinguiéndolas de otras meramente naturales y biológicas, centrándose en los elementos constitutivos de la cultura y la conciencia. El 6 de enero de 1924, en el segundo congreso psico-neurológico, celebrado en Leningrado, Vygotsky, sorprendió al auditorio de manera significativa al cuestionar abiertamente algunas de las verdades oficiales vigentes en ese tiempo, señalando que en dicha materia, las verdades oficiales eran producto de una “Psicología descriptiva” y no propiamente científica.

A sus 28 años de edad expreso que era urgente que la psicología distinguiera muy bien la relación existente entre los reflejos condicionados y la conducta consiente del hombre. El Instituto de Psicología de Moscú de inmediato lo contrato como uno de sus investigadores. Estableció como directriz que la psicología debería salir de su crisis, ubicándose en el análisis profundo de su evolución, en la que  advirtiera la influencia significativa de la socialización en la vida del ser humano.

En dicho proceso proponía aceptar que en los seres vivos hay funciones psíquicas inferiores y funciones mentales superiores. Ubico como funciones mentales inferiores, la percepción, la memoria y la atención que pone en movimiento a los seres vivos del reino animal. Y como funciones mentales superiores, que son específicamente humanas, la percepción selectiva, la memoria lógica y la atención capaz de comprender un lenguaje.

Todas estas funciones mentales superiores, dice Vygotsky, procesadas, llevan al ser humano a la toma de decisiones y se transforman en elementos culturales. Otra aportación importante derivada de los estudios de Vygotsky, es su consideración de que la conducta humana debe conducir al despliegue y maduración psicológica para propiciar “el desarrollo” eficiente de las competencias congénitas del ser humano. Sostenía en esta línea de análisis, que el ser humano desde niño, no debía ser abandonado a sus propias fuerzas, siendo necesario recibir la cooperación de los seres adultos y llamo zo-ped a una “zona de desarrollo próximo”, ubicándola como el espacio en donde se encuentran los conceptos empíricos abundantes, pero desorganizados, que poseen los infantes, con la sistematización, lógica, razonamiento y experiencias de un adulto. Esto y más dice Vygotsky pero por hoy. Es todo. *Doctorante en Ciencias de la Educación.

Por: Efraín Flores Maldonado

Prev Necesaria política clara en mejora regulatoria para facilitar el desarrollo: Silvano Aureoles
Next Derecho a qué…“Un gobierno artista”