TUCÍDIDES

TUCÍDIDES

“Los hombres aborrecen y odian a quien por ambición, procura adquirir la honra y gloria que no le pertenece y también vituperan y culpan a quien por falta de ánimo, pierde la gloria y honra que tenia”. Pericles.

Por: Efraín Flores Maldonado. *

 

La historia es la ciencia que tiene como objeto de estudio el origen de la humanidad. Los cientistas sociales están de acuerdo en que Heródoto de Halicarnaso, nacido en el 484 A.C. en Caria, Anatolia y fallecido en el año 425 A.C. a los 59 años de edad, es el fundador de esta ciencia… el padre de la historia. Su excelente obra conocida como “Historias”, que consta de nueve libros, es la primera descripción del mundo antiguo, en la que Heródoto describe geografías, biografias e ideologías del poder antiguo. Tucídides, que nació de la antigua Atenas en el año 460 A.C. es considerado como sucesor de Heródoto, específicamente por la escritura del texto conocido como “Historia de la Guerra del Peloponeso”, en la que recopila datos, hace comparaciones y verifica científicamente la hechura de los acontecimientos narrados. Provenía de una familia ilustre, emparentada con el Rey Tracio Orolo; intervino en la Guerra del Peloponeso que duro 30 años y por no estar de acuerdo con los gobernantes atenienses, fue condenado al exilio por 20 años. En su obra histórica procura observar, escribir y describir de manera real la verdad de los hechos acontecidos y por ello señala que “no he querido escribir lo que oí decir a todos, sino solamente lo que yo vi por mis ojos y supe y entendí de personas dignas de fe, que tenían verdadera noticia de los acontecimientos”. En su texto señala que la ciudad-estado conocida como Grecia, fue fundada por Heleno y por un numero abundante de sus hijos, fundando distintas ciudades, que compartiendo la misma lengua, se llamaron “Helenos”. Sobre la región del Peloponeso, nos dice que un rico comerciante proveniente de Asia, llamado Pélope, llego a esas tierras y empezó a proporcionar auxilios y favores a los habitantes de diversas aldeas y que en agradecimiento llamaron a esa geografía Peloponeso, que fue el territorio en el que se desarrollo la guerra de 30 años entre Esparta y Atenas. En el libro segundo de la guerra del Peloponeso, Tucídides relata las exequias realizadas en Atenas por el Rey Pericles, para honrar y cremar a cientos de jóvenes y soldados que habían fallecido en la guerra con Esparta. En dicho evento, el pueblo le pidió a Pericles, que hiciera una oración a favor de los difuntos; oración que paso a la historia como una expresión en la que el gobernante, con sensibles pensamientos dibuja lo que desde su punto de vista son los conceptos de patria y de nación. En su intervención, Pericles dice que “tenemos una república que da leyes y ejemplo a otros y nuestro gobierno se llama democracia, porque la administración de la república, no pertenece ni está en pocos, sino en muchos… donde cada uno de nosotros, de cualquier estado o condición que sea, si tiene algún conocimiento y virtud, está obligado a procurar el bien y honra de la ciudad… y por lo tanto, será incluido en los cargos y dignidades publicas… nuestra ciudad es una escuela de doctrinas… la grandeza de nuestra ciudad, se debe a la virtud y esfuerzos, de los que por ella han muerto… quienes no pueden hacer otro servicio a la república, deben ser animosos en los hechos de guerra, para su defensa… nuestros muertos no se mostraron cobardes y quisieron el bien de su patria… a los hombres sabios, les pesa y da vergüenza la cobardía más que la muerte”… eso y mas dice Pericles en el texto de Tucídides, cuya obra se ubica después de Heródoto, como producto de una inteligencia que describe, cuestiona y se ubica, como un genuino producto critico de la historia. Tucídides, falleció muy joven, a los escasos 36 años de edad, en Tracia, cuando intentaba trasladarse a la ciudad ateniense  en el año 396 A.C.; Las condiciones políticas de su ciudad natal, habían cambiado. Los gobernantes en turno lo habían perdonado y le solicitaron, volver de su exilio… pero misteriosamente una partida de bandidos lo asaltó en el camino y lo asesinaron. Fue cremado y solo sus cenizas regresaron a Atenas. *Doctor en Ciencia Política.

Prev Liga Municipal de Surf & Bodyboard de Zihuatanejo recibe apoyo para realización de Campeonato Nacional
Next Por: Marcos Castañeda Calderón