SEG: El Diplomado para Supervisores

SEG: El Diplomado para Supervisores

“Se trata de aumentar la cantidad y la calidad del logro educativo en las escuelas”. Emilio Tenti Fanfani.

La Secretaria de Educación Guerrero desde el ciclo escolar 2013-2014 ha implementado, por conducto de la Subsecretaria de Educación Básica, un Diplomado dirigido a Supervisores, del cual han egresado dos generaciones y el 8 de julio de este año egresara su tercera generación. Está dirigido a los supervisores y supervisoras de educación básica. Es un diplomado que se está realizando en todos los Estados del País bajo el impulso de la SEP para alcanzar al menos 4 objetivos fundamentales; entre otros 1.-Mejorar la calidad de los aprendizajes; 2.- Asegurar la retención de los educandos; 3.-Reestablecer la normalidad mínima en el servicio educativo en todas las escuelas y 4.-Mejorar la convivencia escolar que propicie el aprendizaje relevante.

En el Sistema Educativo Nacional, la educación sigue enfrentando viejos retos y modernos desafíos; desde la presencia de instituciones educativas en todos los niveles ubicadas estratégicamente en la geografía humana y territorial de nuestro país, tener en las escuelas infraestructura funcional y durable; escuelas dotadas del equipamiento tecnológico moderno, capacitando y reproduciendo al personal técnico que los maneje e instruir a los profesores, educandos y personal de apoyo en el uso optimo del mismo; fundamental reto lo es la formación de un nuevo profesorado crítico, pero también competente y más responsable con el derecho de sus alumnos, para recibir todos los días una educación libertadora, generadora de competencias y sobre todo que dote a sus egresados en cada nivel de un eslabón de conocimientos útiles que les permita el siguiente paso de manera exitosa; mas allá, en el presente y en el horizonte, debemos poner la certificación, actualización y especialización de profesores, supervisores y las estructuras directivas del sistema de educación nacional, estatal y municipal. Ahí avizoro la ubicación del diplomado para supervisores que se está impartiendo en México y también en Guerrero.

En el sur, nuestra pobreza y rezago social es también rezago y pobreza educativa; sin embargo, es evidente que tenemos excelencias singulares, focales, pero inteligentes y competentes para desarrollar su compromiso con la educación de calidad que los niños y adolescentes esperan en el nivel básico. En el caso específico del diplomado a supervisores al cual me estoy refiriendo, me consta el entusiasmo, la responsabilidad y la valorización que en el mismo están haciendo los supervisores y supervisoras que en esta generación lo están recibiendo.

Esta tercera generación ha superado ya la realización de siete módulos presenciales y tres virtuales que sin duda están incrementando el alcance de sus competencias como impulsores de una supervisión escolar que se ubica entre la orientación, el apoyo colaborativo, la crítica propositiva y sobretodo el acompañamiento a los alumnos y directivos escolares en esa “zona próxima de desarrollo” a la que tan atinadamente se ha referido el ruso Lev Vygotsky. Quienes conocen al suscrito, saben muy bien que me ubico en un espacio crítico del sistema político y por mi experiencia laboral también mantengo esa razonable postura frente al sistema educativo de mi país y del Estado de Guerrero.

Por ello puedo decir ahora, que percibo la presencia de los supervisores y supervisoras que en este momento están por concluir su diplomado, que la mayoría de ellos estarán ubicados en esa línea de mejora del logro educativo construyendo con ello el desarrollo creciente de la calidad educativa en el Estado que todos los guerrerenses deseamos. A dichos supervisores y supervisoras, todos ellos y ellas conocidos , amigos y amigas del suscrito no tengo más que expresarles mi reconocimiento sencillo pero sincero por este esfuerzo que realizan y que concluirán el próximo 8 de julio. Fue un acierto del gobernador Francisco O. Arce haber establecido en guerrero las primeras seis supervisiones escolares mediante el decreto número 15 de fecha 25 de mayo de 1885. Es todo. *Doctorante en Ciencia Política.

Por: Efraín Flores Maldonado.

Prev Derecho a qué… “Michoacán ante un nuevo reto”
Next Los Patrones, No Son Los Dueños De Los Trabajadores. VII Manifestación.