Reciben las Aguas del Jordán, Víctor Alfonso y Dayana Jazmín

Reciben las Aguas del Jordán, Víctor Alfonso y Dayana Jazmín
Reciben las Aguas del Jordán, Víctor Alfonso y Dayana Jazmín

Por: La Redacción. ZP.

Zihuatanejo, Guerrero, Diciembre del 2018.- En el marco del templo de la Parroquia de “Santa María de Guadalupe”, el pasado domingo 2 de diciembre del año en curso, tuvo lugar un bautizo doble de los niños Víctor Alfonso y Dayana Jazmín, de apellidos Garibo Aguirre. El primero de un año y 4 meses de edad y la niña de 3 años, del matrimonio conformado por Víctor Alfonso Garibo Rumbo y Teresa Aguirre Ramírez.

El santo bautizo, fundamento de toda vida cristiana y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos, con el cual somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, estuvo a cargo del Diácono, José Manuel Hernández Ruíz, quien tuvo la encomienda de la celebración de ésta vestidura religiosa: el pecado original sepultado en el agua.

Los bautizados, tuvieron como padrino al licenciado en economía, Amador Sánchez Bucio, quien acompañado de su mamá María Olga Bucio y su hermana, María Esther, acudió a la pila bautismal sosteniendo uno a uno en sus brazos a sus nuevos ahijados, Víctor Alfonso y Dayana Jazmín, para confeccionar este primer sacramento a los bautizados, su fe en la iglesia.

Los padres, padrino, familiares e invitados, se mantuvieron muy atentos escuchando las palabras del diácono, mientras que los pequeños nuevos hijos de Dios, recibían uno a uno en brazos de su padrino, las aguas del Jordán. Muy emocionados, los padres de los niños, fueron testigos de cómo sus pequeños recibían el primero de los siete sacramentos, ritual en donde el diácono José Manuel, pidió a Dios que, por medio de su hijo, “el poder del Espíritu Santo descienda sobre ésta agua, a fin de que los que sean bautizados con ella, nazcan del agua y del Espíritu”.

Después del acto religioso, los padres, padrino, familiares e invitados, se desplazaron a la recepción ofrecida en un salón de fiestas ubicado en colonia La Madera, de este puerto, para disfrutar del cóctel y una exquisita barbacoa que se eligió para celebrar esta cita en el calendario. Aguas de sabores, jugos y mesa de golosinas para los pequeños, se pudo disfrutar durante toda la tarde desde pasado el mediodía, así como de varias piñatas con personajes de películas de moda; mientras que para los “niños” más grandes, se dispuso de una coctelería más selecta y uno que otro digestivo.

Tampoco pudo faltar, como ya es una tradición, el esperado momento del bolo a cargo del padrino Amador Sánchez, que provocó risas,

emociones y uno que otro “atropellado” entre los buscadores de monedas que hasta por debajo de las mesas se metían entre los invitados.

Después de la comida y ya en el momento más relajado de la tarde, los padres de Víctor Alfonso y Dayana Jazmín, agradecieron con micrófono en mano la compañía y el apoyo recibido de todos los que hicieron posible este acto católico, de manera particular al padrino y quienes evidentemente con el sentimiento a flor de piel, transpiraban el orgullo y la felicidad que sentían por tal acontecimiento único en la vida, como lo es el bautismo, el tercero de sus tres hijos, después del de su hijo mayor, Miguel Ángel, de seis años de edad.

Y es de esta forma, como los bautizados han sido trasladados al dominio de la libertad de los hijos de Dios, en la que los padres reconocen su misión de alimentar la vida que Dios les ha confiado, porque el Bautismo, es la fuente de la vida nueva en Cristo, de la cual brota toda la vida cristiana.

Para que la gracia bautismal pueda desarrollarse, es importante la ayuda de los padres. Ese es también el papel del padrino, capaces y prestos a ayudar al nuevo bautizado, niño o adulto, en su camino de la vida cristiana. (cf CIC can. 872-874).

Prev Necesita la UMSNH el 6 por ciento del presupuesto de Michoacán; Congreso local recibe al Rector
Next En la Facultad de Odontología de la UMSNH estamos comprometidos con nuestros estudiantes y con la ciudadanía: Alejandro Larios