La presencia Federal de la Educación en Guerrero

La presencia Federal de la Educación en Guerrero

La educación y su proceso de “enseñanza-aprendizaje”, es quizá la actividad humana de mayor trascendencia universal. La formación material y espiritual del género humano no solo pretende la salud corporal, sino básicamente la creación y transformación de sus competencias congénitas. Producir y reproducir un modelo, un tipo de seres pensantes y actuantes que construyan y conserven lo mejor que en tiempo vaya produciendo la sociedad civil y sus instituciones. La educación familiar y posteriormente la que tomo en sus manos la escuela pública y privada, ha ido dibujándose como un proceso de la mayor significancia para el bienestar social y particular. En México y específicamente en estados como Guerrero con una pobreza material significativa, las instituciones educativas de la república y las propiamente estatales van surgiendo rezagadas en el tiempo.

“Los hijos de los ricos, los nobles y los que dirigen el gobierno no son los únicos que han nacido para ser educados”. Juan Amos Comenio.

En Guerrero  más allá de la educación propia surgida naturalmente en las etnias, continuada en la etapa colonial y reconformada en nuestra vida independiente, se ha caracterizado por una tardanza verdaderamente lastimosa y desastrosa. La educación preescolar, en estos momentos en el Estado de Guerrero todavía no llega a todos los rincones de la entidad y menos aún a las zonas indígenas y de extrema marginación.

Las escuelas primarias son abundantes en Guerrero, más de 5 mil en el Estado, pero todavía hay comunidades que carecen de ellas. La educación secundaria, dividida ahora en general, técnica y telesecundaria, se auxilia de instituciones como el IEEJAG, pero no se cubren las necesidades básicas de una juventud que en estos años se está quedando sin educación. Y es que en Guerrero la presencia de la Federación fundando escuelas específicamente para la educación secundaria, ha llegado muy tarde. El 15 de abril de 1932 se estableció en Chilapa la Escuela Secundaria Federal “José de San Martin”, siendo Gobernador el General Adrián Castrejón. En esa geografía de la montaña baja si había escuelas secundarias, pero eran confesionales.

Es hasta 1937, un 14 de diciembre cuando se funda la Escuela Secundaria Federal “Ignacio Manuel Altamirano” en Teloloapan, siendo Gobernador Alberto F. Berber y en 1939, un 19 de marzo se establece la Escuela Secundaria Federal número 1, en Acapulco. Es Gobernador el General Gerardo Rafael Catalán Calvo y Presidente Municipal de Acapulco Antíoco Uriostegui. En Iguala se establece la Escuela Secundaria Federal “Plan de Ayala” el 10 de mayo de 1941, siendo Gobernador el Profesor Carlos Carranco Cardozo y Presidente Municipal de la Ciudad Tamarindera, Don Agustín Flores. También en Iguala se creó la Escuela Secundaria Federal para Trabajadores el 2 de septiembre de 1953, era Gobernador Alejandro Gómez Maganda y Presidente de Iguala Rafael Uriostegui Bahena. En Taxco es el 10 de septiembre de 1950 cuando se funda la Escuela Secundaria Federal “Vicente Guerrero”, siendo Gobernador el General Baltazar R. Leyva Mancilla y Presidente Municipal de la Ciudad Platera Don Enrique Caballero Aburto. En Acapulco, en 1955 nace la Escuela Secundaria Federal para trabajadores “Galo Soberon Y Parra”.

Es Presidente Municipal del Puerto Donato Miranda Fonseca y Gobernador del Estado Darío L. Arrieta Mateos. En Huitzuco hasta en 1959 surge la Escuela Secundaria Federal “Manuel Sáenz”. Las Escuelas Secundarias Técnicas llegan después. Un 12 de noviembre de 1957 se establece en Acapulco la primera de ellas, con el nombre de “Escuela de Enseñanzas Especiales número 37”, que con el paso del tiempo va teniendo otros nombres y modalidades y en 1978 se consolida como “Escuela Secundaria Técnica numero 1”. Las escuelas secundarias sostenidas económicamente por el Gobierno del Estado también llegan tarde. En 1950, un 14 de febrero surge la Escuela Secundaria Estatal “Baltazar R. Leyva Mancilla”, establecida en la Capital del Estado.

En Chilpancingo también un2 de septiembre de 1961 inicia su actividad la Escuela Secundaria Nocturna que lleva el nombre del Doctor Raymundo Abarca Alarcón. Hoy las Escuelas Secundarias Generales y Técnicas prácticamente son como un puñado de estrellas cubriendo la mayor parte del territorio guerrerense, pero aun así, son todavía abundantes las pequeñas geografías locales que no conocen su presencia. Seguimos siendo el Estado con mayor rezago educativo del país; con un analfabetismo que se produce y se reproduce más rápido que nuestra producción de escuelas y maestros.

Todo ello forma parte de lo que explica, pero no justifica el doloroso subdesarrollo en el que Guerrero agoniza. Es cierto, tenemos escuelas y maestros de una gran valía y significancia, pero todavía no son suficientes para alfabetizar, educar técnicamente y formar a los profesionistas que en el presente Guerrero está necesitando. Más allá de la violencia y la pobreza que nos arrincona, el principal reto de Guerrero seguirá siendo el de incrementar con calidad, la generación de instituciones educativas y de profesores que desde el aula escolar sigan dibujando el nuevo rostro que Guerrero necesita, con bienestar, con menos pobreza… y sin violencia. Es todo. *Doctorante en Ciencias de la Educación.

Por: Efraín Flores Maldonado

Prev Comunicado a la población de Morelia
Next Derecho a qué… ¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?… una decisión ciudadana