La alerta de violencia de género, necesidad o pretexto

La alerta de violencia de género, necesidad o pretexto

Por: Salvador Molina Navarro.

“La igualdad de género es más que un objetivo en sí mismo. Es una condición previa para afrontar el reto de reducir la pobreza, promover el desarrollo sostenible y la construcción de buen gobierno.” Kofi Anan.

Seguimos ante el tema de los homicidios de mujeres, de catalogarlos o no como feminicidios, seguimos con el tema de la protección integral a la mujer, seguimos con los mismos temas, con los mismos problemas, con los mismos sucesos y con el mismo estatus, sin avances, sin propuestas concretas, sin resultados, sin explicaciones, sin atención, sin atención ni prevención.

La alerta de violencia de género es un tema político y también jurídico, al final del día el derecho sin política es como navegar sin agua, pero la política sin derecho es como navegar sin brújula, como así lo metaforizó Stern, así entonces el derecho debe dirigir las políticas públicas y normar las conductas de sus actores, en este sentido, en el tema de la alerta de violencia de género es imprescindible revisar las disposiciones jurídicas y actuar acorde a las exigencias legales.

En este orden de ideas debe decirse que la figura jurídica de la alerta de violencia de género se encuentra inserta en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y su reglamento, en donde se obtiene que la finalidad de la alerta de género es detener y erradicar la violencia contra las mujeres, a través de acciones gubernamentales de emergencia, conducidas por la Secretaria de Gobernación en el ámbito federal y en coordinación con las Entidades Federativas y los municipios, en caso de declararse la alerta de género, la declaratoria contendrá los siguientes elementos.

i. Las acciones de seguridad, preventivas y de justicia para enfrentar y abatir la violencia feminicida1.

ii. Asignación de recurso presupuestal necesario para hacer frente a la contingencia de alerta de violencia género, por parte de la Entidad Federativa.

iii. Las medidas a implementar para cubrir la reparación del daño.

iv. El territorio que abracarán als acciones señaladas; y,

v. El motivo de la alerta de violencia de género.

Pues bien, Florentino Coalla Pulido, delegado de la secretaria de gobernación en el estado en días pasados señaló que Michoacán no cumple con las condiciones para declarar la alerta de violencia de género, y que la misma no conlleva dotar de recursos presupuestales a la Entidad2, esto, de nueva cuenta, pone de manifiesto la ignorancia de nuestras autoridad para tratar los temas de interés social, pero más allá de esto, todo político, ya sea a favor o en contra, han estado debatiendo si en Michoacán debe o no declararse la alerta de violencia de género, lo que es ocioso, qué pasa en el Estado, qué ha despertado el reclamo de nuestras mujeres, qué ha activado la ofensa ciudadana, qué está preocupando a los y las Michoacanas, cuál es el fundamento base de la petición de declaratoria, qué queremos como ciudadanos, qué queremos como mujeres, como esposos, como hijos, como hijas, como amigos o amigas, como personas.

Estas preguntas parecen quedar en el olvido al leer las opiniones o razonamientos que nos dan los gobernantes relacionados con el tema, se debe entender que la preocupación de la ciudadanía no estriba en obtener o no una declaratoria de alerta de violencia de género, a nosotros nos importa que no sigan matando mujeres, que nos las sigan violentando, que existan condiciones de seguridad en el estado, que existan condiciones de equidad de género, que existan condiciones de acceso a una vida libre de violencia, que existan condiciones que doten de herramientas que no agredan la dignidad de la mujeres y que sean idóneas para acceder a un desarrollo personal, a todos nos interesa que el Estado cumpla con fines y sus objetivos.

Para qué sirve una declaratoria de alerta de violencia de género, si al llegar el recurso para utilizarlo para ciertos fines se empezará a aterrizar programas gubernamentales con base en ocurrencias y no en estudios con soporte técnico, científico, social, filosófico, cultural, que sean congruentes con la realidad que impera y no con la realidad que pretenden vender nuestros gobernante, este programa de atención de emergencia ya lo vivimos los Michoacanos, acordémonos de la solución mágica denominada “Programa Integral de

Michoacán” encabezado por el Comisionado Castillo, que solo nos dejó un lord Rolls-Royce, un incremento en la inseguridad, un incremento en la violencia a las mujeres y que ahora no da tela para hablar de alerta de violencia de género, sólo nos dejó empresarios con adeudos incobrables al gobierno del estado, la usurpación de los cargos públicos para imponer a personajes sin perfil ajenos a esta entidad, eso y más resultó de un programa de atención a emergencia, eso es lo que el gobierno estima como acciones gubernamentales para solventar la preocupación social, para dotar de seguridad y desarrollo integral al estado,

Sin duda alguna, es de mayor trascendencia dotar de seguridad a todos y todas los ciudadanas, sin lugar a duda es de mayor importancia transparentar los dineros públicos, sin lugar a dudas es mayor importancia ofertar una justicia apegada y respetuosa a los derechos humanos, sin lugar a dudas es de mayor importancia apuntalar y sostener un estado constitucional de derecho, así tendremos bases para soportar programas gubernamentales eficaces para disminuir y controlar la violencia de género, la inseguridad pública, el acceso a la justicia, y más situaciones de emergencia que imperan en nuestra entidad.

Al final del día el tema no es erradicar la violencia de género, partiendo de la base que la violencia no se puede erradicar, solo controlar, el tema es dotar a los y las ciudadanas de las condiciones y herramientas para poder acceder a un desarrollo integral progresivo, el tema es tener educación de calidad, el tema es tener empleos suficientes y dignos, el tema es establecer salarios acorde al derecho a un mínimo vital, el tema es tener un derecho a la salud efectivo, el tema es facilitar el acceso a la transparencia y rendición de cuentas, el tema es gobernar pensando en la próxima generación y no en la próxima elección, no tener miedo a la transparencia obstaculizando las leyes como la 3 de 3, no tener miedo a la justicia dotando de una verdadera igualdad procesal a las partes en el nuevo sistema de justicia penal.

Sépanlo y léanlo bien, la finalidad de las peticiones de declaración de alerta de violencia de género no descansa en conseguir esa declaratoria para empezar a fijar las bases para controlarla y disminuirla, el tema es que esa declaratoria es el único camino legal que las leyes otorgan a nuestras mujeres para que los gobernantes atiendan sus reclamos, pero no es el fin en sí mismo, solo es uno más de sus lamentos, la finalidad esta en obtener la protección anhelada, el fin es que el gobierno haga su trabajo y dejen de desaparecer, de violar, de matar, de denigrar a nuestras mujeres, sin importar si este trabajo se hace en el marco de una declaratoria de alerta de violencia de género o no, solo importa que se haga y que se haga ya.

FB. Salvador Molina

TW. @SalvadorMolina_

Prev Convocatoria “Premio Estatal al Mérito Juvenil”
Next Con piedras, palos y botellas atacan a Ricardo Anaya del PAN en Veracruz