INDEPENDIENTES Y SUCESIÓN PRESIDENCIAL

INDEPENDIENTES Y SUCESIÓN PRESIDENCIAL

“No procedería yo honradamente, si no insistiera sobre los peligros de todo orden, que pueden resultar de la desunión de la familia revolucionaria”. Plutarco Elías Calles.

Por: Efraín Flores Maldonado. *

 

La historia de las candidaturas presidenciales independientes, es antigua y moderna. La historia registra como primer candidato presidencial independiente al General Ángel Flores, quien compitió contra Plutarco Elías Calles y desde luego no se le computaron los votos que pudo haber recibido; el segundo candidato independiente fue Ramón Badillo, quien participo en el proceso electoral en 1934, junto con Hernán Laborde del bloque unitario de obreros y campesinos, Adalberto Tejeda, del Partido Socialista de las Izquierdas, Antonio I. Villareal de la Confederación Revolucionaria de Partidos Independientes y de quien fue el candidato presidencial triunfador Lázaro Cárdenas del Rio quien fue el ultimo candidato presidencial del Partido Nacional Revolucionario… a Ramón Badillo, quien seguramente tuvo algunos votos, el Órgano Nacional Electoral de esos días lo ignoro y no se le computo ninguno. En 1976, en lo que podríamos denominar como un periodo de hegemonía dictatorial anticipada, el Partido Revolucionario Institucional, el PPS y el PARM, todos postularon como su candidato a José López Portillo, compitiendo únicamente con Valentín Campa, postulado por el Partido Comunista Mexicano, partido que todavía no tenia registro legal, pero en esta ocasión ya aparecía en la boleta electoral en la última parte de la misma, un pequeño círculo para que el votante pusiera el nombre de otro aspirante presidencial y casi 18 mil electores pusieron el nombre de Valentín Campa, contra más de 15 millones de votos de José López Portillo, quien por cierto fue el primer candidato oficial que no procedía de la Secretaria de Gobernación, sino de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público. A Valente Campa, entonces podríamos denominarlo el tercer candidato presidencial independiente, fue el Dr. Jorge Castañeda Gutman, quien hizo campaña, peleo jurídicamente su registro y reconocimiento, sin lograrlo, siendo el último en la historia de nuestro país. En estos tiempos de modernidad política, curiosamente la vida democrática del país y de los partidos, está pasando por su más compleja crisis de legitimidad y eficacia; sin embargo hay pinceladas que pretenden dibujar repentinas y sorprendentes candidaturas presidenciales independientes, de las cuales hasta esta fecha, han asomado el rostro de más de una docena. A cada uno de ellos, el INE les está exigiendo casi un millón de firmas de apoyo para ser considerados en la boleta electoral; si todos ellos lograran su objetivo, estaríamos hablando de un total de más de 10 millones de votos aislados, pero decisivos, no para ganar pero sí para hacer perder o ganar a cualquier candidato de los partidos o coaliciones que se constituyeran para este proceso electoral presidencial en puerta. Habría que esperar a que durante el proceso de campaña, algunos de ellos se vayan afiliando a cualquiera de los aspirantes presidenciales postulados por las coaliciones y partidos registrados. Si los independientes se mantienen sin sumarse a nadie, la mayoría de ellos le restaría votos tanto a la izquierda como a la derecha panista, coaligada con el PRD y entonces el PRI tendría amplias posibilidades de ganar la elección presidencial, con una votación raquítica que sería menor al 30% de los votos que se emitan y por lo tanto, tendríamos un presidente legal… pero ilegitimo. *Doctor en Ciencia Política.

Prev Más de 21 millones de pesos aprueba Comité de Obra para proyectos en Morelia
Next Mexicanos arrasan en la carrera Internacional XTRAIL-2017 en Ixtapa-Zihuatanejo