En Guerrero hemos tenido Senadores sumamente ignorantes y perniciosos: Efraín Flores

En Guerrero hemos tenido Senadores sumamente ignorantes y perniciosos: Efraín Flores

LOS SENADORES POR GUERRERO

Por: Efraín Flores Maldonado. *

El tema político es y será siempre apasionado y apasionante. El poder público, su ejercicio, su retención y su pérdida, son temas que involucran el sentimiento, el pensamiento y la praxis estratégica. Una variante significativa del poder lo es sin duda la representación popular, específicamente las candidaturas de elección como lo son diputados locales, federales y senadores de la república.

Estos últimos espacios, se juegan con mayor intensidad, inteligencia… y ferocidad; porque los Senadores de la República siempre han sido considerados los más cercanos a la posibilidad de llegar a ser Gobernadores de su Estado. En Guerrero nuestros senadores han tenido perfiles contrastantes; los hemos tenido, como dice el pueblo “Leídos y Escribidos”, como Alejandro Cervantes y Héctor Astudillo, pero también otros sumamente ignorantes, perniciosos y uno que otro con biografía delincuencial. Muy pocos senadores por el Estado de Guerrero han brillado desde la Cámara Alta, distinguiéndose en el análisis de los importantes temas de la vida política nacional. En mi modesta cultura política, no recuerdo que alguno de nuestros senadores guerrerenses haya presentado alguna iniciativa de ley, que haya sido aprobada  para formar parte de la obra legislativa del Senado de la República. Por ello creo que en estos momentos de verdadera crisis nacional del Partido Revolucionario Institucional, al menos en Guerrero deberíamos preocuparnos porque nuestro partido el PRI proyecte al senado de la república, dos formulas con equidad de género en la que figuren los mejores perfiles que tenemos en la actualidad; hombre y mujer con sus correspondientes suplentes, de verdadero prestigio personal, profesional y político; que contengan el voto duro de la militancia y que atraigan la simpatía de los votantes ciudadanos sin partido.

Candidaturas que tengan nombre propio y que no se escuden en algunas de las facciones tradicionales, que han causado en el presente y el pasado, la deshonra y la debacle del PRI. No voy a referirme en estas líneas negativamente en contra de ninguno de esos personajes, para no herir su egolatría y cinismo; si diré en cambio que en el PRI existen hombres y mujeres respetables, de evidente oficio político, dotados de mesura, inteligencia y de un contacto cercano con la ciudadanía. Uno de ellos es Carlos de la Peña Pintos, actual titular de la Secretaria de Salud, quien se desempeño en años pasados como un carismático y eficiente Presidente del Comité Municipal del PRI en Acapulco; la otra persona es la diputada Flor Añorve Ocampo, actual Presidenta de la Junta de Gobierno del H. Congreso Local. El PRI en estos momentos de múltiples fronteras políticas, no puede improvisar candidaturas, no puede acudir al nepotismo y menos puede apostar a la imposición de candidaturas dinásticas que pretendan herencias políticas de carácter familiar que tanto han lastimado al pueblo de Guerrero. La elección que viene dibujara el nuevo rostro político de México y Guerrero. *Doctor en Ciencia Política.

Prev Defenderemos juntos a la Universidad Michoacana: Consejeros Universitarios
Next Alcalde Gustavo García Bello anuncia inicio de regularización de 26 colonias esperada por miles de familias