Derecho a qué… “Michoacán ante un nuevo reto”

Derecho a qué… “Michoacán ante un nuevo reto”

 

La violencia racial, de género, sexual y otras formas de discriminación y violencia, no pueden ser eliminados sin cambiar la cultura”.

 

Charlotte Bunch.

Activista americana.

 

 

El día de ayer nos visitó Miguel Ángel Osorio Chong, para declarar la anhelada alerta por violencia de género, al final la lucha que hace ya más de un año comenzará la asociación “Humanas sin violencia, A.C.”, logró eco y apoyo, la alerta es declarada en algunos municipios de Michoacán.

Qué sigue, sin duda la declaratoria no es ninguna meta, es solo un comienzo, una oportunidad, un nuevo reto para todos y todas, al contar con una alerta por violencia de género nos estarán observando diversos organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, nos estarán observando gobiernos de varias naciones, nos estarán observando activistas, periodistas, políticos, en fin, con esta acción gubernamental iniciaremos nuevas acciones de atención a la violencia de género, se dotará de presupuesto al estado y a los municipios afectados, entrará la federación a implementar acciones para la atención de esta emergencia.

Esto no es nuevo, no me refiero a la alerta por violencia de género, me refiero a la intervención del gobierno federal para implementar líneas de acción para controlar emergencias en donde el Estado no ha podido atender y garantizar los derechos humanos de los ciudadanos, recordemos el tema del Desarrollo Integral de Michoacán, ¿qué pasó entonces?, el nacimiento de las autodefensas michoacanas surgió por el fracaso total del Estado para brindar seguridad pública a los ciudadanos, los gobernados tomaron el control de las acciones y medidas en materia de seguridad pública, para restaurar el orden y la seguridad en diversos territorios del estado, este suceso fue novedoso a nivel mundial ya que la ciudadanía solicitaba la presencia del gobierno para que actuara de forma eficiente y eficaz y controlara el crimen organizado que realizaba las funciones del estado ante el fracaso de éste, lo que ocasionó que la federación entrara al rescate del estado y tomara el control en materia de seguridad pública; pues bien, estas acciones se implementaron ante un estado de emergencia, como ahora lo es la alerta por violencia de género, y que nos dejaron a los y las michoacanas sino solamente un legado de impunidad y saqueo de las arcas del tesoro local, sino solamente incremento en la tortura por parte de los elementos de las diferentes corporaciones policiacas, sino la imposición de personas ajenas al Estado que ejercieron y ejercen funciones públicas sin el perfil idóneo y sin resultados en favor de la sociedad, sino acciones y programas de gobierno que han fracasado provocando que se dé marcha atrás con todo el gasto que conllevó iniciarlos y con la inversión económica que exige su fracaso, igualmente nos dejó un incremento en la inseguridad pública, tan es así que ahora estamos ya en estado de alerta por violencia de género, ese fue el legado de una intervención federal para atender una estado de emergencia, esto no lo necesitamos de nueva cuenta en el Estado.

Por eso ahora enfrentamos un nuevo reto, por eso ahora debemos estar atentos de las acciones gubernamentales que se inicien ante un estado de emergencia, por eso el acto protocolario y la presencia del Secretario de Gobernación no significan una meta, significan un inicio, una oportunidad para atender la violencia de género, para controlar y disminuir el estado de inseguridad que viven nuestras mujeres y que vivimos todos, por eso este nuevo reto lo iniciamos con conocimiento de causa, con una vivencia amarga que la antecede, de ahí que se requiere la participación de todos y todas, ahora podemos vivir una conclusión diferente ahora podremos garantizar avances importantes en equidad e igualdad de género y con esto, seguro estoy, ganaremos todos, con esto iniciaremos un nuevo paradigma de atención a las necesidades sociales, aprovechemos los ojos que nos van a vigilar, aprovechemos el ánimo inversionista, aprovechemos nuestras experiencias, pero sobre todo aprovechemos que somos ciudadanos, que somos michoacanos y michoacanas y caminemos fuertes y con avances importantes ante un nuevo reto político y social, no olvidemos que estamos en el umbral de unas elecciones presidenciales, no olvidemos que en política no hay coincidencias, no olvidemos que tenemos el poder del voto, no olvidemos que hemos soportado el fracaso del gobierno, que hemos perdido espacios ciudadanos y que la corrupción es cada vez más desvergonzada, así, y solamente así podremos ejercer con razón y convicción nuestro derechos democrático, al final del día los vicios que han generado nuestras quejas no pueden ser eliminados sin cambiar nuestra cultura.

Por: Salvador Molina Navarro

Prev Mar de Fondo lastima el muelle de Playa linda en Ixtapa; municipio atiende llamado
Next SEG: El Diplomado para Supervisores