¿De verdad Tenemos Unidad Nacional? Cuando Nos Discriminamos Entre Mexicanos

¿De verdad Tenemos Unidad Nacional?  Cuando Nos Discriminamos Entre Mexicanos

Por: Lic. Amador Sánchez Bucio. Economista     

            Seamos honestos por un momento, en el país se han convocado una gran diversidad de marchas, de todos los frentes geográficos del país y desde las organizaciones, ahora llamadas “Civiles”, en contra del gobierno y solicitando la renuncia del presidente de México, Enrique Peña Nieto . . . cómo para qué chingaos hacer una marcha, que por cierto quedó calificada como un fracaso evidente, en contra del presidente de otro país. ¿acaso no sería una pérdida de tiempo?

Pero, otra cuestión de logística que se vislumbró en esa marcha Anti Trump, una por cierto llamada “Vibra México”, que partió del Auditorio Nacional cerca del mediodía del pasado domingo 12 de Febrero y, la otra que partió del hemiciclo a Juárez, denominada “Mexicanos Unidos”, en la ciudad de México, es que si hay que marchar para protestar, dejen el folklore de los cantos y protesten por las carencias del pueblo mexicano, la corrupción de gobernadores, las alzas a los combustibles y a todo lo que ello conlleva; protestar contra lo que desde aquí adentro andamos mal; lo de aquí primero . . .

Donald Trump, a pesar de ser un gran capitalista, una máquina traga dólares más aceitada que las máquinas tragamonedas de Las Vegas, es un proteccionista de su país.

La pregunta o el debate es: ¿Salir a protestar por lo que hace el presidente Trump en su territorio? Realmente, ¿esto tiene sentido? Trump, no hace más que lo que cualquier otro presidente en defensa de su país haría. Lo que no hemos visto de nuestros presidentes en las últimas décadas.

A ver qué día los americanos se manifiestan contra Peña Nieto y sus acciones en México. O mejor aún, habría que estar atentos para después de las elecciones del 2018, en México, los guatemaltecos o salvadoreños se ponen a marchar en contra del candidato mexicano que resulte electo.

Cuando el 1 de enero de 1994, entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), promovido por el entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, donde México comenzó a participar con Estados Unidos y Canadá, la gran mayoría de mexicanos, lo odiaban (al TLCAN), sino creen este dato, remóntense a los archivos periodísticos de esa fecha; ahora, en el 2017, lo defienden, por muchas razones que a México convino ese Tratado.

Se van a Estados Unidos y ahora piden apoyo al gobierno mexicano, ahora, frente a Trump como Presidente, dependen de todo aquello que desprecian y adoran aquello que han olvidado, defienden un nacionalismo herido y no les gusta usar zarape ni guaraches de campesino. Se pintan el cabello de rubio para poder cruzar a Estados Unidos, en su intento de “despistar” un poco a los agentes de migración.

Odian a Donald Trump por tenerlos bien puestos (los productos de gallina, y gallina de granja) para defender a los suyos y odian a Peña porque no los tiene. Les va a reventar la cabeza pues no saben ni quien es el palo ni quién la piñata

Si tanto hablan de unidad nacional, comiencen por actuar coherentemente y no se limiten a una marcha, que, por cierto, fue un rotundo fracaso porque desde ahí no existió coincidencia: unos a favor de Peña Nieto y otros en contra, finalmente la protesta contra Trump, quedó en segundo plano.

La unidad nacional, me permito opinar, se logrará, por principio de cuentas, cuando el norte de nuestro país México, deje de sentirse superior al sur, y cuando los mexicanos, dejen de insultarse que, porque “X” persona es de Sinaloa, o de Chiapas o son Chilangos o los codos, tacaños del norte, qué más da cual ponga de ejemplo, todos actuamos discriminándonos unos a otros.

Hay que salir a protestar por la multitud de rateros institucionales que hay en México que provocan solo ingobernabilidad, inestabilidad, que llegan a secretarías del estado mexicano a aprender. Hay que protestar por tanto despilfarro. ¿Para qué nos sirven tantos partidos políticos?

Deberían de marchar mejor por quitar a tantos diputados holgazanes que se les pagan bonos, ex gobernadores corruptos, un sistema político corrupto hecho a modo para protegerse uno a otro y vivir de generación en generación, como ricos a costa del pueblo. El enemigo está en casa. Dejen de echarle la culpa a otro presidente o país.

Televisoras vendidas y corruptas. No hay canales en televisión abierta, sobre todo, que enseñen otra cosa más que basura. No hay cultura. Sólo sus intereses de darle al pueblo porquerías de programas, sin calidad y mensajes vacíos de valores, pero eso sí, cargados de violencia y des unión familiar.

Finalmente, si México se retira del TLCAN, por supuesto que también habría recesión (crisis económica) para los gringos cuando México deje de consumirles por medio del Tratado de Libre Comercio . . . somos el primer país a nivel mundial consumidores de sus productos; el 70 por ciento de lo que estados Unidos manda al exterior, México se los compra.

Prev “El destino, es el fruto del quehacer cotidiano”: Héctor Ezeta en su libro FAUNAMORES
Next Alcalde Gustavo García Bello y Gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores entregan apoyos para el campo.